¿Castellano o Español?

¿Castellano o Español?

Normalmente, hay una gran confusión sobre este tema de “hablar español” o “hablar castellano”. Es común que, en algunos países, como Argentina y Uruguay, digan que se habla castellano. En los países más cercanos a los Estados Unidos, según lo dicen, las personas prefieren decir que hablan español. Quizás sea una forma de contrastar “el español” del inglés. Si eso fuera cierto, podríamos aplicar la misma idea para contrastar, allá en territorio europeo, “el español” también del francés, del italiano etc. Lo que pasa es que la cosa es un poquito más compleja. Esta oposición funciona bien en nivel internacional, pero parece que, en nivel local, existan sí algunas preferencias. 

 

Hay quienes digan que la forma “castellano” es la favorita en muchos países de América Latina porque “español” remite mucho más a la colonización española y a todo lo malo que este recuerdo evoca. Esta preferencia también la tienen los nacionalistas españoles, quienes creen que poner el español como equivalente al castellano es menospreciar los demás idiomas oficiales que hay en España.  

 

El artículo 3o de la Constitución Española de 1978 declara que el castellano es la lengua oficial del Estado y que, por lo tanto, todos los españoles tienen la obligación de conocerla y el derecho a utilizarla. Enseguida se especifica que las demás lenguas españolas serán oficiales en sus respectivas Comunidades Autónomas en función de lo especificado en sus estatutos. 

 

Por lo tanto, tenemos el castellano como idioma oficial de España, acompañado de cuatro idiomas cooficiales:

 

Catalán – en la Comunidad Autónoma de Cataluña. Se habla también, en sus respectivas variantes, en la Comunidad Valenciana (valenciano) y en las Islas Baleares (balear).

Gallego – Galicia

Euskera – País Vasco

Aranés – Valle de Arán (variante del catalán, reconocida desde el 2006).

Lo que muchos entienden es que el gallego, el catalán, el euskera y el aranés también son lenguas españolas y, por eso, ¿por qué darle el título de “español” solamente al castellano?

Por cuestiones como esa, castellano se ha utilizado en España no tanto por motivos lingüísticos, sino políticos. Pese a ser tratado como idioma español, actualmente, el castellano hace referencia directa al dialecto propio de las zonas de Castilla, actualmente Castilla y La Mancha, Castilla y León y también la Comunidad de Madrid.

Hay quienes digan “castellano” para referirse al español antiguo, al de la época de Cervantes, o a la época de los Reyes Católicos -una de las parejas reales más famosas de todos los tiempos-.

Al final de la edad media, España estaba dividida en 4 grandes reinos, tres cristianos y uno musulmán. Los musulmanes ocuparon gran parte de la península por más de 700 años. Pero los reinos cristianos empezaron a expulsarlos, momento conocido como la Reconquista, que duró todo el final de edad media. Al final, sólo les quedaba a los árabes el Reino de Granada.

Aunque haya discusiones, muchos dicen que el reino de España como lo conocemos hoy, comenzó con la unión de los reyes Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón, asociando dos de los reinos más importantes de la región en aquel entonces. Cada reino mantuvo sus distinciones, sus fronteras y sus costumbres. Pero Castilla mantenía una posición privilegiada y el reino estaba en franco crecimiento.

Fernando fue considerado por Maquiavelo como el príncipe modelo, en que prima la razón del Estado: el fin justifica los medios. Formaban parte del reino de Aragón el Reino de Valencia, el Reino de Mallorca, el Reino de Cerdeña, el Reino de Sicilia, el Reino de Nápoles y el Condado de Roussillon.

El objetivo de los reyes era aumentar su poder y sus territorios y Castilla lo ha hecho con mucho éxito. Así que la autoridad real castellana terminó por ser mucho más fuerte que la de Aragón. Pese a eso, los reinos se unieron y se fortalecieron para conquistar el Reino de Granada y terminaron con la larga Reconquista. En 1492, los reyes católicos entraron triunfantes a la ciudad de Granada y la incorporaron al reino de Castilla.

1492 fue un año muy importante también por el supuesto descubrimiento de las Américas. La expedición de Colón representaba el encuentro de los europeos con el nuevo mundo. Fue un proceso muy importante porque cambiaría para siempre las costumbres, la política y la religión de los habitantes de América. Fue el primer paso para la conquista hispánica.

Este mismo año, 1492, es el año en que termina la edad medieval y empieza la edad moderna.

Terminada la guerra con Granada, Isabel y Fernando aceptaron permitir y financiar parcialmente la arriesgada expedición propuesta por Colón, en busca de una nueva ruta comercial a las Indias. Eso extendió el poder de la Corona a tierras de ultramar y fue el punto de partida de la expansión del imperio español de los siglos XVI a XIX.

Su reinado se organizó en torno a la unificación religiosa (catolicismo), que resultó, em 1502, en la expulsión de los judíos y moros, así como la instalación de la inquisición.

Como consecuencia de su historia (inventada -porque así lo es la historia de cualquier nación y, además, construída “sobre material histórico bastante estropeado”1), España posee una gran variedad de lenguas y dialectos hablados dentro de su territorio. Actualmente, se divide en 17 comunidades autónomas, que, a su vez, suman 50 provincias. Además, tiene dos ciudades autónomas en la costa de África: Ceuta y Melilla. Por todo ello, tenemos idiomas oficiales/cooficiales y otros no oficiales, como el aragonés.

¿Y el término “español”? ¿Qué origen tiene? Hay varias hipótesis sobre el origen de esta palabra, pero se dice que surgió de la forma latina medieval “hispaniolus”, que se transformó en español tras numerosos cambios fonéticos. Otra hipótesis es que «Hispania» proviene del fenicio i-spn-ya y era la terminología que estos comerciantes utilizaban para referirse a los habitantes de la Península Ibérica -que proviene de “íbero”, del griego-. Los romanos, a su turno, le dieron a Hispania el significado de “tierra abundante en conejos”. “Abundando en el origen fenicio del término, Isidoro de Sevilla, en sus Etimologías, postula que tiene su origen en Ispani, el topónimo fenicio-púnico de Sevilla, ciudad a la que los romanos denominaron Hispalis”2. Las suposiciones son varias, pero lo cierto es que el término “español” se ha tornado el idioma oficial de 21 países y, hoy, sus hablantes suman casi 600 millones de personas.

Toda esta riqueza y variedad lingüística es patrimonio cultural de inestimable valor y merece protección y respeto. En el caso de España, como consecuencia de su historia, hay una gran variedad de lenguas y dialectos hablados dentro de un mismo territorio. Todos igualmente importantes. Ahí hay una mezcla cultural muy grande, que hace con que cada lengua se mantenga viva y dinámica, que permita que las personas expresen sus pasiones, miedos y deseos, para que puedan relacionarse entre sí y aprender a respetarse.

1.       Ignacio Escolar. De dónde viene la palabra “español”, disponible en eldiario.es/escolar/viene-palabra-espanol_6_311878847.html
2.       http://www.hispanoteca.eu/Linguistik/e/ESPA%C3%91OL%20Origen%20de%20la%20palabra.htm

Deixe uma resposta